Arranco el año y llegaron nuevas aumentos

0
141

Tal como se había anunciado durante diciembre del año pasado, 2018 inicia con una importante lista de incrementos tarifarios que impactarán en el bolsillo de los usuarios en distintos rangos porcentuales.
Un dólar en alza que pegó el salto de 17,50 pesos promedio entre compra y venta a casi 20 pesos en el mismo promedio es uno de los principales factores para mencionar en el incremento de combustible que se prevé podría formalizarse en las próximas jornadas en manos de YPF, para ser seguida por el resto de las petroleras radicadas en el país.
El anuncio de la desregulación del mercado de combustibles para que los precios se muevan de acuerdo a variables como la cotización del dólar y el precio internacional del crudo ya mostraba la posibilidad de fluctuaciones. Con el dólar subiendo, se esperan incrementos de un mínimo de cinco puntos porcentuales en el mes de enero. Durante 2017, el litro de nafta súper aumentó un 32,6%, el de premium un 35,5 por ciento, el gasoil un 28,6% y el diesel de más calidad un 29,8%.

Energía

Similar escenario -con alguna dependencia del combustible en general- se plantea para el servicio de energía que, según lo ratificado el año pasado, tendría dos aumentos para enero y febrero: uno nacional y otro provincial, este último ya siendo analizado y presentado tras las audiencias públicas que estiman un incremento superior al 35% para mantener estables las finanzas de EC Sapem.

Gas

Según las estimaciones basadas en el último incremento del año pasado y las nuevas perspectivas para el arranque de 2018, la tarifa de gas aumentaría un 15% a partir de febrero. Ese servicio aumentó un 58% en diciembre, pero habría otro incremento más. Además, las tarifas establecidas para las garrafas también van a aumentar en el 2018.
En diciembre, la de 10 kilos pasó de $135 a $185, una suba del 37 por ciento en un solo tramo. Por otro lado, el precio de la garrafa del programa Hogar hoy es de $20 y pasará a costar 39 pesos.

Transporte

Por otro lado, otro de los aumentos que se confirmaron a finales de 2017 fueron los del boleto de colectivo y la tarifa de los taxis y remises en la Capital. Para el primero, el director de Transporte de la provincia, Guillermo Matterson, dijo que “el aumento es del 20%, lo que elevaría la tarifa del boleto de primera sección a 9,60 para el próximo año. Es una tarifa razonable que entiende lo que es la capacidad de pago de nuestra población”.
Según las estimaciones del funcionario, debido a las tramitaciones generales para actualizar los valores en las máquinas destinadas a la tarjeta SUBE, el incremento se registraría a finales de enero.
Por su parte, los taxis y remises lograron un acuerdo con el municipio capitalino para que la bajada de bandera eleve su costo de 18 a 23 pesos, con un valor de la ficha subiendo desde 1,40 a 1,60. Referentes sindicales de los trabajadores del volante aseguraron que el acuerdo debía empezar a regir desde el 1 de diciembre.

Sin definir

Todavía no se han confirmado otros dos aumentos sensibles para el bolsillo de los usuarios. Por un lado, hay expectativas para conocer si habrá nuevos aumentos en la tarifa del servicio de suministro de agua potable. Por otro, el servicio de telefonía móvil no ha lanzado novedades sobre incrementos.