El caso del cura Moisés Pachado llegó a los medios nacionales

0
64
cura Pachado.

El hecho denunciado ocurrió hace 22 años. El acusado, Moisés Pachado, dijo que es inocente y apuntan a él por “ideología de género”.

La denunciante sólo será identificada como Ingrid. En diciembre del año pasado, a través de Facebook, hizo su denuncia pública. Después la formalizó ante la Justicia. Según su acusación, el cura Moisés Pachado la abusó cuando ella tenía 9 años.

En su denuncia, Ingrid aseguró que el ataque sexual fue en Hualfín, un pueblo del departamento de Belén, ubicado a 387 kilómetros al oeste de San Fernando del Valle de Catamarca. En esa comunidad funciona la Capilla Nuestra Señora del Rosario, declarada Monumento Histórico Nacional en 1967.

A fines de la década del 90, Pachado era el párroco en esa iglesia. Según declaró la denunciante, un domingo, después de misa, el cura le pidió que la ayudara a acomodar la sacristía. A través de sus redes sociales, Ingrid, que ahora tiene 31 años, contó que Pachado la obligó a practicarle sexo oral, le bajó el pantalón y la manoseó.

Ingrid dijo que el mismo domingo en el que habría ocurrido el abuso, habló con su madre. “Ella me pidió que me baje el pantalón. Después entendí que como no había habido penetración no encontró restos de semen y creyó que era una mentira”, detalló.

En diciembre, tras el posteo, Pachado habló con una radio local y reconoció que tenía una amistad con la familia de la denunciante. “La madre de esta señora (por la denunciante) era muy buena colaboradora de la parroquia. Era directora de la escuela de Hualfín y tenía todas las herramientas para comprobar el hecho, si hubiese pasado. Conocía todos los protocolos que hay que hacer en estos casos.”

Sobre ese entorno, el cura fue recurrente. “Nunca me han reclamado nada (los padres) y yo no he estado huyendo. Eso también llama la atención, porque han buscado destruirme a mí. A mi persona y a mi trabajo.”

Días pasados, el cura Moisés Pachado enfrentó por primera vez a los medios de Catamarca desde la denuncia. En una conferencia de prensa, el sacerdote leyó un escrito donde sostuvo su inocencia y afirmó que apuntan a él por “ideología de género”.

“Quiero sostener y ratificar completamente mi inocencia respecto a las denuncias realizadas. Si no me expresé antes fue por respeto a la Justicia”, dijo Pachado. Convocó a los medios en el despacho de su abogado, Roberto Mazzucco. Como publicó elancasti.com.ar, el sacerdote pidió “celeridad” a la Justicia. “Que aclare cuanto antes la realidad de los hechos, porque sin ninguna duda, va a surgir que los hechos expresados son absolutamente falsos”, sostuvo.

Pachado insistió en que se decidió a hablar más por la “sociedad de Catamarca” que por él. Y puso énfasis al decir que la acusación en su contra se debe a la “ideología de género” porque “está de moda denunciar e ir contra la Iglesia”. Sobre las motivaciones que llevaron a la denuncia, dijo que son producto de que “está de moda denunciar, sobresalir, defender ideologías y rechazar a la iglesia. A lo bueno y a las instituciones, algo de eso hay, con el tema de la ideología de género, etc.”

También apuntó directamente a quien representa legalmente a Ingrid: “Deberíamos preguntarnos por qué la abogada que la asesoraba, conocida por representar a mujeres víctimas de estos hechos tan aberrantes, presentó la renuncia”.

A la vez, Pachado habló de su “congoja” desde la publicación de la mujer. “Para mí fue una sorpresa muy grande y negativa, que me ha causado muchos trastornos. Por mi persona, mi trabajo y mi vocación y también porque uno se debe a la sociedad. Yo he trabajado para la diócesis de Catamarca y para la sociedad. Siempre tuve esa misión, pero en este momento, debido a los agravios y ataques de los que he sido y soy víctima, considero necesario efectuar esta aclaración.”

Siete meses después de que Ingrid presentara su denuncia ante la Justicia, la Cámara de Apelaciones rechazó un pedido de prescripción presentado por la defensa del cura. “Soy intachable en mi vocación, todo el mundo sabe lo que he hecho y lo que significó para la diócesis de Catamarca”, dijo ahora el cura. Ingrid asegura que ella no fue la única víctima de Pachado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here