La trama secreta del tropezón de la financiera Adhemar Capital

0
366

Los detalles por los que la financiera está reestructurando las inversiones que realizaron miles de personas en Catamarca, Tucumán, La Rioja y Córdoba. Las tasas que ofrecían superaban cualquier oferta del mercado. La empresa recibió tres duros golpes en los últimos dos meses.

“Paciencia” es la palabra que no se cansa de repetir el trader Eddgar Adhemar Bacchiani. De gurú de las inversiones con criptomonedas, en menos de dos meses, se transformó en una especie de líder de la meditación y de la onda amor y paz. Es la herramienta que está utilizando para tratar de calmar a los miles de ahorristas que invirtieron fortunas en su financiera Adhemar Capital (AC) y que ahora se encuentra en problemas que lo obligaron a lanzar un plan de reestructuración para afrontar sus compromisos.

“El Pelado”, como lo llaman sus clientes, pasó de andar en una Ferrari roja en Catamarca, a supuestamente contar con una custodia policial permanente luego que un cliente se presentara a negociar con la réplica de una pistola. Las escenas de nerviosismo se repiten en las otras tres sucursales que AC tiene en el país: La Rioja, Tucumán y Córdoba.

Todos los inversionistas consultados . coincidieron en señalar cómo era la operatoria. Una persona o un grupo entregaba una suma de dinero a cambio de una suculenta tasa de interés, ya sea en pesos o en dólares. Firmaba un contrato en el que establecía que durante seis meses recibirán el pago de los intereses y, si lo deseaban, el capital que habían entregado. En la moneda nacional, pagaban entre un 10% y un 23%, según el monto. Por ejemplo, si alguien entregaba $500.000, cada 30 días, durante seis meses, recibía $50.000 ($300.000 en total durante todo el acuerdo) y cumplido el plazo, podía retirar los $500.000 o seguir invirtiendo.

Las inversiones en dólares eran mucho más tentadoras para quienes buscaban acrecentar sus ahorros. La empresa ofrecía un 15% promedio a los que les entregaban sus billetes verdes, eso sí, tenía que estar en perfecto estado y debían ser “los de las caras grandes de Washington”, como señaló un ahorrista.

El sistema de pago también era bastante curioso porque le abonaban en pesos, pero con el valor del dólar compra, que es más barato que el de venta. Por ejemplo, una persona que entregaba U$S 10.000, por mes recibía U$S 1.500 (convertido llegaba a $ 315.750) y durante el plazo del acuerdo (seis meses) unos U$S 9.000 ($1,9 millones), sin contar que si se retiraba, incrementaba un 90% por sus ahorros, ya que pasaba a tener U$S 19.000. Pero como dice el refrán, “todo lo lindo dura poco”.

Cabe destacar que los gobernadores Raúl Jalil (Catamarca) y Ricardo Quintela (La Rioja), a través de sendas notas, pidieron al Banco Central de la República Argentina que investigara a la firma Adhemar por las operaciones que estaba realizando. La entidad le dio la razón y pidió a la Procelac (Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos) que iniciara una pesquisa. En enero, la Comisión Nacional de Valores (CNV) ordenó que suspendieran todas las operaciones que estaba realizando y que además no incorporara más clientes.

“El Pelado”, que nunca deja de usar anteojos de sol, en medio de la tormenta recibió otro mazazo. Decidió invertir el capital que manejaba (el dinero de sus ahorristas) comprando bitcoins cuando cotizaban a U$S 38.400. A los días, su valor cayó a U$S 32.300, y pese al repunte que tuvo en las últimas jornadas, ya que su cotización oscila en los U$S 42.000, no se disipan los nubarrones que existen sobre la empresa.

Nuevo plan

 

“Gestionar lleva tiempo. Atender lleva tiempo. La falta de tiempo nos lleva y los lleva al desorden. Si hay tiempo, hay solución. Con la solución volverá el orden. Se necesita colaboración y orden. Gracias”. Ese fue el mensaje que dejó Bacchiani en sus redes sociales. Estaba dirigido a los miles de clientes que se agolparon en todas las sucursales a buscar una solución, ya que la mayoría de ellos no cobró el dinero que correspondía a este mes.

Los detalles del caso

 

La firma tiene su sede central en Catamarca, pero cuenta con sucursales en Córdoba y en La Rioja. En Tucumán, inauguró un local en Yerba Buena.

 

En acuerdos de seis meses de duración, ofrecían pagar tasas mensuales de entre 10% y 22% en pesos, o del 10% al 15% en dólares.

 

La financiera decidió apostar a los bitcoins cuando se cotizaban a U$S 38.000, luego bajó a U$S 33.000 y subió a U$S 42.000.

 

A los clientes se les está reestructurando los acuerdos con tasas mucho más bajas. No se estaría permitiendo el retiro total del capital.

 

El Banco Central ordenó que la financiera sea investigada por una posible oferta pública irregular. Un fiscal federal de Catamarca abrió una causa.

El titular de la financiera Adhemar, hasta el momento, aparece vinculado en una sola causa judicial, pero hasta el momento no se realizó ninguna acusación formal en contra del trader Edgar Adhemar Bacchiani. El año pasado, personal de Gendarmería Nacional realizó una investigación y consideró que había indicios para iniciar una pesquisa por lavado de activos.

 

El fiscal federal de Catamarca Santos Reynoso analizó el expediente y reunió elementos suficientes para solicitar que se levante el secreto bancario del trader para que analice los movimientos financieros que realizó en los últimos tiempos y, principalmente, detectar el origen de esos fondos. El ejecutivo se puso a disposición de la Justicia al confirmar que la investigación estaba avanzando velozmente.

 

 

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here